La rata en llamas de George V. Higgins

cubierta La rata en llamas

Quien ya se haya acercado al territorio Higgins a través de sus textos o de las adaptaciones cinematográficas de los mismos, estará al tanto de su inconfundible estilo y de la existencia de una geografía moral con la que describir las tribulaciones de aquellos que viven en los márgenes de la sociedad. Con fidelidad a estos principios, ‘La rata en llamas’ es una nueva oportunidad para disfrutar de la personal voz de un autor que no debería perderse ningún admirador de las producciones de Tarantino y Guy Ritchie o de las series de David Simon.

La marca de la casa son unos espectaculares diálogos plenos a la vez de inteligentes sobreentendidos, sarcásticas reflexiones y exabruptos varios. De hecho son el motor de la narración, preferibles, para el autor de ‘Mátalos suavemente’, a la descripción objetiva que otros dejarían en manos de un narrador omnisciente o de una primera persona excluyente, a los que aquí se priva de protagonismo en favor de la expresividad de unos personajes impagables.

Los que protagonizan esta novela vienen encabezados por el ex presidiario Leo Proctor y el abogado judío y representante de artistas Jerry Fein. Ambos adquirieron inmuebles en la confianza de ingresar unos alquileres que a la postre no reciben de sus inquilinos negros, cuyos continuos destrozos les obligan, además, a un mantenimiento que las autoridades les exigen. Así las cosas deciden asociarse con un corrupto policía, inspector de incendios, y con otro delincuente habitual de pocas luces, para cobrar, tras los estragos del fuego, la póliza del seguro. Y como ingeniosa forma de simular un accidente, pretenden contar con la inestimable colaboración de unas ratas azuzadas por las llamas.

A estos estrafalarios personajes hay que añadir los policías encargados de vigilarlos encabezados por el teniente Roscommon, de integridad a toda prueba; el violento Alfred que vive con su madre y hermana en uno de los edificios de Fein y se encarga del turno de noche en una funeraria; el fiscal Terry Mooney, necesitado de ofrecer a su superior éxitos que vengan a afianzar su posición; o el senador y abogado de color Wilfrid Mack, que no encuentra contradicción entre su disponibilidad a escuchar los problemas de sus semejantes y la exigencia de cobrar unos altos honorarios para defenderlos.

La novela pasaría por ser solo un thriller divertido si no fuera por la preocupación de Higgins en mostrarnos la sordidez de un entorno y unos personajes agobiados por necesidades económicas, cuya agresividad potencia la frustración de la pobreza, e inmersos en familias desestructuradas por la presencia del alcohol o la irresponsabilidad. Aunque de esos problemas solo parecen escapar aquellos dirigentes de la comunidad cuya solvencia va en paralelo a la miseria de sus representados.

De lectura compulsiva y publicada en 1981, ‘La rata en llamas’ conserva toda la vigencia que un sistema, que no cesa de ahondar en las diferencias sociales, le confiere.

Reseñado por Rafael Martín

nubico-portada

Escrito por George V. Higgins

George V. Higgins nació en Brockton (Massachusetts) en 1939. Estudió en el Boston College y en la Universidad de Stanford. Después de unos primeros años dedicados al periodismo, se graduó en Derecho y ejerció como fiscal y abogado, carrera que compaginó con la de escritor y docente en la Universidad de Boston y el Boston College. Durante siete años trabajó para el gobierno en la lucha contra el crimen organizado en la zona de Boston, actividad de la que sacaría inspiración para muchas de sus novelas.

En 1970 publicó Los amigos de Eddie Coyle, que sería la primera de veintisiete novelas, y también la que le dio más fama y prestigio. En 1973 fue adaptada al cine por Peter Yates con Robert Mitchum en el papel de Eddie Coyle. Entre sus otras novelas destacan The Digger’s Game (1973), Mátalos suavemente (1974), La rata en llamas (1981) y The Agent (1999).

Mátalos suavemente ha sido adaptada al cine recientemente por Andrew Dominik con Brad Pitt como protagonista. Es también autor de libros de cuentos y de ensayos sobre política, deporte y literatura. Murió en 1999.

Ficha técnica

libros del asteroide

COMPRA ESTE LIBRO AQUÍ

221 págs 17,95€

Traducido por: Magdalena Palmer
Jerry Fein, abogado de poca monta y agente de artistas de medio pelo, es también propietario de un edificio de apartamentos en Boston. Como sus inquilinos llevan tiempo sin pagar el alquiler en protesta por el penoso estado de la finca, Fein cree que prenderle fuego sería la manera más fácil de desahuciarlos. Pero la tarea no será sencilla: los delincuentes encargados del trabajo, Leo Proctor y Jimmy Dannaher, tendrán que ingeniárselas para sobornar al inspector de incendios de la zona, el expolicía Billy Malatesta; y el fiscal del distrito se ha empeñado en terminar con los casos de acoso inmobiliario.
A partir de diálogos precisos y brillantes Higgins construye una trama adictiva y veraz y ofrece al lector una panorámica de distintos ambientes de la ciudad de Boston.
La rata en llamas es una de las mejores novelas de George V. Higgins, y es una clara muestra de su singular capacidad para plasmar con realismo la vida criminal, que llevaría a la crítica a calificarlo como «el Balzac de los bajos fondos de Boston».

One Response

  1. ¿Donde podría encontrar la versión original de esta novela?

    Mil gracias.
    Trsa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *