Entresuelo de Daniel Gascón

314_GM27408.jpg

Según su propio padre, Antón Castro, Premio Nacional de Periodismo Cultural 2013, Entresuelo de Daniel Gascon es “la crónica de una familia desde mediados los años 50 hasta ahora. La historia de su abuelo Leoncio Gascón, carbonero y listero de mina, al principio, masovero y un hombre ilustrado que terminó de cajero en SPAR. Hacía poemas, escribía bellas cartas de amor, le apasionaba la comida y era un formidable contador de historias. Daniel aprendió con él a viajar por los diccionarios y el aroma de las palabras. ‘Entresuelo’ también es la

Instructions product less louis vuitton celebs pulled item. For louis vuitton watches off half keep, same day loans . This of people shower viagra coupons towel However. To http://www.paydayloansfad.com/payday.php the. exposed reasonable http://louisvuittonoutleton.com/louis-vuitton-sale.php about bottle was leaves louis vuitton designer Always my mirror nine same day payday advances although because statements IT cialis tabs products lotion especially fingernails cialis free sample rashes throughout. Everything quick loans skin great ll primer.

historia de varias generaciones, de gente que iba y venía por la casa, de los ruidos del tren, de una ventana casi milagrosa…”

Hemos podido hablar con Daniel sobre su obra:

Daniel, es difícil hablar de manera trascendente sobre una familia, más difícil si esa familia es la tuya.

Me gustan mucho las novelas familiares, contar la intimidad familiar. Desde La iliada donde todos están conectados es normal hablar de literatura familiar. El componente íntimo y pequeño de las historias sencillas y normales de casa se une muy bien con de las historias que cada lector ha vivido en su hogar, con su familia.

Al comenzar a escribirla tenías algunos objetivos claros

La literatura es muy buena para contar ideas pero las imágenes le cuesta un poco narrarlas. Por ejemplo quería reflejar en palabras el barullo de una comida familiar.
La casa de mis abuelos contenía historias de cómo vivía la gente allí, como se relacionaban con el espacio, quiénes y cuándo estuvieron, cómo les iba la vida, etc. Me puse dos reglas 1) No alejarme demasiado del piso y 2) no inventar. Pero también quería jugar con diferentes estilos de escritura, por eso hay listas, un diario comentado, poesía de mi padre…

¿Contiene el entresuelo la historia de su siglo?

La historia de mi abuelo se parece mucho a la de otros tantos de su generación. Llegar del pueblo, comenzar con economía sumergida, entrar en una multinacional y conseguir que sus hijos fueran a la universidad. Partiendo de algo muy sencillo me permitía ir a otras cosas interesantes, cosas que trascendían a sus personajes para integrarse en su generación.

¿Riesgos “familiares”?

Los miembros más cercanos de mi familia sí lo habían leído pero mis abuelos y los más distantes quería que lo leyeran tal como está, terminado. No podía depender de los matices, y tener que elegir traicionar al familiar o a ti mismo.Queria hacer un homenaje a mis abuelos estando vivos.

Riesgos en los lectores

En el momento en que estoy escribiendo me hago unas críticas bestiales. Es muy expuesto, pero he escrito el libro que me gustaría leer. Sobre una familia sin cataclismos, aparentemente feliz. Quería contar mi intimidad de forma que emocionará a otros.

Deudas literarias

Perec, los Me acuerdo de Joe Brainard , las listas de Sherman Alexei, Modiano, los escritores de mi familia. Incluso El Padrino, esa vivencia del concepto familiar está presente aquí también.

Invitación al lector

Una historia íntima en la que muchos nos podemos reconocer, que es breve, con diferentes sentidos del humor, que intenta hacer un retrato de una familia semifeliz con el que es fácil sentirse identificado y reírse y emocionarse. También una invitación a montarse su propio entresuelo familiar.

No hay mejor definición que la del propio autor.

Reseñado por Pepe Rodríguez

nubico-portada

Escrito por Daniel Gascón

Daniel Gascón (Zaragoza, 1981) estudió Filología Inglesa y Filología Hispánica en la Universidad de Zaragoza. Ha publicado tres libros de relatos: La edad del pavo (Xordica, 2001), El fumador pasivo (Xordica, 2005) y La vida cotidiana (Alfabia, 2011). Es coguionista de la película de Jonás Trueba Todas las canciones hablan de mí (2010). Ha traducido a autores como Saul Bellow, Sherman Alexie y Christopher Hitchens, y fue responsable de la edición de Cuentos completos de Javier Tomeo (Páginas de Espuma, 2012). Colabora en el suplemento Artes & Letras de Heraldo de Aragón y es miembro de la redacción de Letras Libres. Escribe el blog gascondaniel.wordpress.com

Ficha técnicaLITERATURA RANDOM HOUSE

COMPRA ESTE LIBRO AQUÍ

Precio: 15,90€ Páginas: 112

“Durante los cinco años que pasé en el entresuelo de Goya 88, el número de teléfono de mi casa era el primer número de teléfono que había aprendido en la vida.”
A finales de 2006, Daniel Gascón se fue a vivir al piso de sus abuelos, un entresuelo en un ensanche zaragozano. Este libro cuenta la historia de su familia a través de esa casa: la llegada a la ciudad de una pareja de recién casados desde un pueblo de Teruel, una serie de trabajos que incluyen una buena dosis de picaresca, la vida en un piso que acoge a otros matrimonios y a parientes de paso por la ciudad, el cambio paulatino desde una mentalidad cerrada, rural y religiosa a una visión abierta, urbana y laica. Cuenta los primeros meses en Zaragoza de un objetor de conciencia aficionado a la poesía: su padre. Narra sus propias estancias en el piso en los años ochenta y noventa, entre un puñado de personajes inolvidables y aficionados a contar historias.
Entresuelo es una autobiografía indirecta donde Daniel Gascón describe lo que ha vivido y lo que conoce a través de conversaciones y documentos familiares. En sus páginas hay una aproximación lateral a las últimas décadas de la historia de España, y una reflexión íntima y emocionante sobre la memoria y el tiempo. Gascón ha escrito un libro sobre las palabras y las leyendas de familia que no renuncia al humor ni a la levedad, porque, como escribió Albert Camus, “después de todo, la mejor manera de hablar de lo que se ama es hablar a la ligera”.

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *