El príncipe de los piratas de Edmundo Díaz Conde

El príncipe de los piratas

El príncipe de los piratas, de Edmundo Díaz Conde (algaida, 2013) es una novela de aventuras ambientada en la época de los piratas con un protagonista especial, Iñigo Santa Cruz, el pirata español más temido, llamado Lefthand por los ingleses.

¿Estamos ante un personaje real? El autor lo aclara: esta historia es “tan falsa como todas las leyendas y tan cierta como cualquier historia de piratas”. ¿Ha quedado claro? ¿No? ¡Da igual! El objetivo del autor con esta novela no es enseñar historia, aunque ha incorporado episodios y elementos históricos en la ficción. Su propósito principal es entretener con una novela que escribió “a impulsos del corazón, para hacerle sentir, con la pasión a flor de piel”. Por lo tanto, disfrutemos con esta historia de aventuras, traiciones, combates, héroes, villanos, venganzas y pasiones. Un cóctel de lo más entretenido ¿verdad?

Año 1670. Iñigo Santa Cruz, pirata español adicto al juego, del que los rumores decían “que había cobrado tantos botines en la mar como luego derrochados en las mesas de juego”, está a punto de morir en la horca. De forma in extreméis se fuga de la cárcel con la ayuda de la mano derecha de Henry Morgan, “el filibustero inglés más temerario y afamado de la historia”.

Iñigo quiere cambiar de vida y volver con su hija de cuatro años, a la que hace tres que no ve. Pero Morgan tiene otros planes para el pirata español. Está preparando la mayor flota de piratas de la historia para conquistar la ciudad inexpugnable de Panamá, aunque su verdadero objetivo es otro, algo que quiere mantener en secreto…

Chantajeado,  Iñigo se embarcará en esta última misión, “la mayor empresa de piratería que jamás han visto los siglos”, una aventura que podría hacerle rico y ayudarle a reconstruir su vida y su relación con su hija. Comenzará por reclutar una peculiar y patética tripulación, un hatajo de fracasados con los resultará muy complicado culminar con éxito la misión. Entre ellos, Elena Exquemelin, una enigmática y atractiva joven bailaora que lleva tiempo ahorrando para viajar al Nuevo Mundo y cumplir también una secreta misión.

A lo largo de la travesía, además de las diferentes aventuras que se irán presentando, iremos conociendo los secretos del pasado de sus protagonistas, especialmente de Iñigo. Descubriremos datos sobre su identidad, la razón por la que se hizo pirata y cómo llego a adquirir su reputación actual. Todo ello a través de giros que mantendrán el suspense hasta el final.

En las páginas de la novela encontraremos también una crítica a la patria de Iñigo, nuestra patria, una descripción que valdría para la España de hoy: “una tierra donde la envidia y la mentira eran monedas de curso legal, donde un pícaro levantaba más adhesiones que un político decente, el talento era humillado y los mediocres triunfaban”…

En una época en la que los mares del Caribe eran dominados por corsarios británicos, bucaneros franceses y filibusteros holandeses, el autor realiza una original propuesta, un pirata español que hace honor a una curiosa realidad, el primer pirata del Caribe fue un español que llegó a América en el segundo viaje de Colón. Pero, como afirmaba al principio, lo importante de esta novela no es la fiabilidad a la historia, sino el entretenimiento que nos propone su trama, una mezcla de acción, intriga, humanidad y emoción, ambientada en lugares exóticos y fascinantes como la Isla de la Tortuga, que nos hará disfrutar desde la primera hasta la última página.

Reseñado por Miguel Ángel Gómez Juárez

http://megustan-loslibros.blogspot.com.es/

Escrito por Díaz Conde, Edmundo

Edmundo Díaz Conde nació en Orense en 1966. Se licenció en Derecho, carrera que, por convicción, no llegó a ejercer jamás. Ha trabajado como asesor editorial y colaborado, entre otras publicaciones, con El Correo de Andalucía y la revista cultural Mercurio (Fundación José Manuel Lara). Residió en Orense, Santiago de Compostela, Madrid y, actualmente, en Sevilla. Su primera novela, Jonás el estilita, mereció el III Premio Ciudad de Badajoz. Su siguiente obra, La ciudad invisible, se alzó con el finalista del XXXIII Premio Ateneo de Sevilla. El club de los amantes fue su tercera novela publicada y El veneno de Napoleón (finalista del Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio 2008) ha sido publicada en Rusia. Concibe la escritura como una pasión, además de un oficio. Concibe la vida como un oficio, algo menos apasionante.

Ficha técnica

Páginas: 432 PVP: 18€

Hubo un tiempo en que corsarios británicos, bucaneros franceses y filibusteros holandeses eran los amos del Caribe. Pero poco se ha contado de piratas españoles como Íñigo Santa Cruz, forzado a convertirse en caballero de fortuna por una patria que desampara a sus propios hijos y los obliga a vagar por el mundo. En aquella misma época también había tesoros fantásticos como el de la Dama del mar, por el que Henry Morgan organizará la mayor flota de filibusteros jamás conocida, ciudades como Panamá, que se dicen inexpugnables y encienden la codicia de los hombres, y mujeres como Elena, capaces de provocar la pasión y la ternura del corsario más insensible. El príncipe de los piratas es la historia de Íñigo Santa Cruz —llamado Lefthand por los ingleses—, tan falsa como todas las leyendas y tan cierta como cualquier historia de piratas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *