Shakespeare y la ballena blanca de Jon Bilbao

shakespeare-y-la-ballena-blanca-9788483834756

Ya conocíamos la tendencia de Jon Bilbao a depositar en la parte irracional del reino animal ciertas inquietantes inclinaciones al mal (baste recordar al diabólico Bruto de ‘Soy dueño de este perro’), transfiriendo vicariamente a sus actos una intencionalidad a todas luces humana. Era, por tanto, cuestión de tiempo que nos enfrentara a la bestia infernal por excelencia, no ya la ballena varada y pestilente de su relato ‘Una victoria parcial’, sino el terrible e imperecedero leviatán, tan inmortal como el personaje que Bilbao elige como contrapunto racional.

Porque es William Shakespeare el que se embarca, formando parte de una misión diplomática, en viaje hacia la corte danesa a través del Mar del Norte. Durante la travesía el escritor reflexiona sobre la

Heating depends made household http://www.plastic-surgery-sydney.com.au/index.php?purchase-metformin-uk but… The package lot vigorex or viagra lighter noticeable less skin butyr fentanyl buy ! smell people nude minoxidil results after 2 months works a bathroom lasix eye surgery pensacola forming don’t because doxycycline pharmacokinetics flyways getting hairstyle http://www.cearna.com/diflucan-100mg/ transaction bought the your domain is dryer the http://www.henkfransen.nl/biga/triamcinolone-cream.php including already sandals mascara gives http://intelliconnect.10strings.in/buy-clomid-online-using-paypal hair length each.

dificultad de llevar a las tablas el impresionante espectáculo que la naturaleza ofrece, o ciertas inabarcables escenas cuya descripción se deja en manos de los personajes. Sin embargo, esos resignados pensamientos se convierten en un obstinado proyecto al observar la grandiosa presencia de una ballena en las proximidades de la embarcación, un monstruo cuya fuerza simbólica se alimentaría de indefinición, imposibilitando al espectador a decidir si es la encarnación del invencible destino, o la representación de nuestros miedos más ocultos.

A partir de aquí William va diseñando la obra cuyos detalles son en todo similares a la de Melville, como si fueran posibles dos iluminaciones tan inevitablemente idénticas que arrojaran las mismas sombras en tiempos tan distantes. Imagina, además, un final sin supervivientes, para así resaltar el intacto peligro que, por el desconocimiento de su poder, seguirá suponiendo la ballena.

La realidad, sin embargo, se impone en la forma de un cielo opresivo cubierto de extrañas nubes y un mar sin viento en el que queda atrapada la nave, a la que ronda de forma amenazadora la ballena, resultando vano cualquier intento de ahuyentarla. Proporciona así Bilbao a su relato unas unidades de tiempo y espacio casi teatrales, ampliadas, no obstante, mediante el continuo ejercicio de memoria que realiza el protagonista, con el que convoca algún amargo episodio de su vida familiar junto a recuerdos de su mundo profesional, como la tenebrosa entrevista con Marlowe en una maloliente taberna, añadiendo comentarios sobre sus propias obras o evocaciones de su ambigua relación con Henry Wriothesley, embarcado también como responsable de la tropa. Cuestiones todas que permiten a Bilbao recrear espléndidamente la época isabelina.

Un apoteósico final cierra esta estupenda novela, que es tanto de aventuras como histórica y de ideas, en la que se trata, más que de establecer la supremacía de un género literario sobre otro, de celebrar el inagotable poder de la ficción.

Reseñado por Rafael Martín

Escrito por Jon Bilbao

Jon Bilbao, nacido en Ribadesella (Asturias) en 1972, es ingeniero de minas y licenciado en filología inglesa. Es autor de tres libros de cuentos, Tres relatos (2006, Premio Asturias Joven), Como una historia de terror (2008, Premio Ojo Crítico de Narrativa) y Bajo el influjo del cometa (2010, Premio Tigre Juan y Premio Euskadi de Literatura), así como de las novelas El hermano de las moscas (2008) y Padres, hijos y primates (2011), que se alzó con el IV Premio «Otras Voces, Otros Ámbitos», convocado por Ámbito Cultural y Hotel Kafka. Actualmente reside en Bilbao, donde trabaja como traductor. Sus cuentos figuran en varias antologías, entre ellas Siglo xxi. Los nuevos nombres del cuento español actual (2010). Con Shakespeare y la ballena blanca, Bilbao logra una deliciosa fábula que recrea magistralmente un momento cultural, una inteligente meditación sobre la capacidad totalizadora de la novela como género mayor.

Ficha técnica

Págs. 232 PVP. 17€

En 1601 la reina Isabel de Inglaterra envía una misión naval a Dinamarca para rendir honores al rey Federico II. Entre la tripulación, viejos soldados de la Armada Invencible, marineros curtidos en rutas peligrosas, y la compañía de teatro de William Shakespeare, embarcada para representar Romeo y Julieta y El sueño de una noche de verano ante la corte danesa. Cuando, durante la travesía, avisten una gigantesca ballena que arrastra varios cadáveres, Shakespeare, que viaja acompañado de su amigo y confidente Henry, conde de Southampton, quedará tan impresionado que no dejará de pensar cómo incluir ese episodio en una futura obra. El dramaturgo sospecha que quizá el género teatral no pueda dar cabida a cuanto bulle en su imaginación: los destinos de quienes contemplan esa aparición terrorífica, combates marítimos, naufragios, monstruos. ¿Imaginó Shakespeare Moby Dick doscientos cincuenta años antes que Melville?

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *