El Joven Moriarty: El misterio del dodo de Sofía Rhei.

Moriarty_Portada_Prensa

¿Una novelita victoriana fresca, juvenil con intriga y encima ilustrada? Esa es la apuesta de la nueva obra de la editorial Fábulas de Albión, El joven Moriarty: El misterio del Dodo de la autora Sofía Rhei.

El tío Theodosius ha regresado de uno de sus viajes por el mundo, y  ha traído un espécimen de lo más peculiar: un pájaro dodo, al que todo el mundo creía extinto. Lo malo es que el pobre bicho tiene muchos enemigos, casi tantos como invitados acuden a la suntuosa fiesta de recepción que el padre de James Moriarty celebra en honor del explorador.

Puede que James Moriarty no sea el niño más sociable ni más agradable del mundo, pero cuando se empeña en algo, no se detiene ante nada.

En este libro podréis conocer al pájaro dodo, al señor Darwin, a una institutriz que guarda secretos, a un pequeño asesino vestido de negro, a una baronesa con un ojo de cristal, a un gourmet capaz de comerse cualquier cosa, a una hechicera africana, a un aristócrata arruinado, a una actriz mentirosa, al escritor de Alicia en el país de las maravillas, a la propia Alicia, y a un caracol africano gigante. Un misterio lleno de humor y sorpresas para los amantes de la época victoriana, de los animales curiosos, del “Cluedo”, de los malvados por antonomasia, de los cameos de personajes históricos, y de los niños que no son malos… solo que los dibujaron asi

Sofía Rhei, ha conseguido de forma brillante, una novela de intriga auténticamente “british”, logrando algo natural. La ambientación victoriana resulta suficiente, el típico humor británico tiene su peso específico y la templanza de los ingleses ante lo aparentemente inverosímil tiene su contrapunto en la institutriz alemana a la que todos llegaremos a odiar.

Entretenimiento, buenos rato de lectura, chispeantes situaciones  en las que el joven Moriarty nos lleva de la mano para mostrarnos su interpretación de las relaciones personales y familiares. Libro fácil de leer, ágil, donde logramos visualizar cada una de las escenas. Pese a la abundancia de  personajes que afloran a la obra su integración es sencilla gracias a las ilustraciones de Alfonso Rodríguez Barrera.

Una lectura para jóvenes accesible a lectores de todas las edades a la que se le puede dar la vuelta y convertirla en lectura para adultos que pueden leer los jóvenes.

Reseñado por Marc Canela

Escrito por Sofía Rhei

Sofía Rhei es autora de la serie de humor infantil Krippys, bajo el seudónimo Cornelius Krippa (Montena); del libro de relatos Cuentos y leyen- das de objetos mágicos y de las novelas juveniles Flores de Sombra y Savia Negra (Alfaguara).
El ilustrador: Alfonso Rodríguez Barrera es licenciado en Bellas Artes por la U.B. Como ilustrador ha publicado Sulamita (Nevsky Prospects) y Thomas Pynchon. Un escritor sin orificios (Alpha Decay) y realizado portadas para varias editoriales. Actualmente trabaja como diseñador en la editorial Siberia.

Ficha técnica

Páginas 208 Precio 15,20€
El tío Theodosius ha regresado de uno de sus viajes por el mundo, y ha traído un espécimen de lo más peculiar: un pájaro dodo, al que todo el mundo creía extinto. Lo malo es que el pobre bicho tiene muchos enemigos, casi tantos como invitados acuden a la suntuosa fiesta de recepción que el padre de James Moriarty celebra en honor del explorador. Puede que James Moriarty no sea el niño más sociable ni más agradable del mundo, pero cuando se empeña en algo, no se detiene ante nada. En este libro podréis conocer al pájaro dodo, al señor Darwin, a una institutriz que guarda secretos, a un pequeño asesino vestido de negro, a una baronesa con un ojo de cristal, a un gourmet capaz de comerse cualquier cosa, a una hechicera africana, a un aristócrata arruinado, a una actriz mentirosa, al escritor de Alicia en el país de las maravillas, a la propia Alicia, y a un caracol africano gigante. Un misterio lleno de humor y sorpresas para los amantes de la época victoriana, de los animales curiosos, del “Cluedo”, de los malvados por antonomasia, de los cameos de personajes históricos, y de los niños que no son malos… solo que los dibujaron asi

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *