La tabla periódica de Hugh Aldersey-Williams

la-tabla-periodica-la-curiosa-historia-de-los-elementos-9788434405974Es un libro que aglutina hechos históricos y anécdotas alrededor de los elementos, sin patrón determinado, salvo el criterio del autor coleccionista y “fan” de la tabla periódica desde la niñez. La tabla es una creación humana para clasificar y cuantificar los elementos conocidos, que actúa de herramienta mnemotécnica para recordarlos. Su valor científico y didáctico es de primera magnitud, pero en este libro es una excusa para hablar de sus componentes, de cómo se descubrieron, de porqué se denominaron de esa manera y de que anécdotas o hechos provienen, a la vez que conocemos algunas de sus propiedades.

La tabla fue un invento, o mejor dicho, un descubrimiento de un ruso llamado Mendeléyev hacia 1869. Por aquella época eran pocos de los elementos que hoy conocemos los que ocupaban sus casillas, pero el ruso tenía la certeza de que esos huecos se irían rellenando en función del peso atómico de los futuros elementos que se fueran hallando.  Y así fue, una de las vertientes del libro es esa especie de fiebre por descubrir nuevos elementos y rellenar huecos de la tabla que desde entonces, hasta  bien entrado el siglo XX, poseyó a muchos científicos.

En el trabajo de este periodista y divulgador no hay ningún tipo de sistemática ni a la hora de ordenar los elementos, ni en cuanto al tipo de hechos que se cuentan a propósito de ellos. Las anécdotas son de corte histórico, científico o mitológico, pero también literarias, relacionadas con la arquitectura, la pintura u otras artes. Esta especie de anarquía generalizada para contar algo que por otra parte tiene mucho que ver con el rigor y la sistemática científica, nos produce la sensación de estar ante la obra de un apasionado del tema que va hilando hechos de manera espontánea y con vocación meramente divulgativa.

El tono que adopta en muchas partes es eminentemente periodístico, muy cercano al del autor narrador de un documental audiovisual. Lo comprobamos en episodios como en el que acude a la tienda especialista en elementos de la tabla periódica, o a un bosque a presenciar el proceso del la quema de leña para la obtención de carbón vegetal. En otras ocasiones Aldeersey se pone en la piel de narrador histórico que emprende viajes geográficos y temporales con la excusa argumental de los elementos. Viajes como el de la búsqueda de El Dorado, o a las forjas de hierro medievales o al imperio chino, civilización que más usó el mercurio, incluso para recrear ríos artificiales en las fastuosas tumbas de sus emperadores.

Sólo conocemos las propiedades de los elementos de manera tangencial y a colación de las anécdotas y hechos con los que se nos presentan.  La muerte por arsénico de Napoleón o la anécdota de la perla que disolvió e ingirió Cleopatra, sirven, por ejemplo para conocer de manera distendida lo que los tratados de química expresan de manera más abigarrada para el lector lego. Otro dato curioso que aflora en muchos pasajes del libro es la sujeción a las modas de los elementos de manera que, dependiendo de las épocas, la utilización y precio de los distintos elementos fluctúan según su percepción social. Una percepción a veces arraigada a mitos y creencias ancestrales, que sobrevivieron como un componente folclórico incluso después de la sistematización y estudio científico.

En esta “Tabla Periódica” encontramos una lectura grata, en la mayoría de los casos rica en datos y hechos, que ayudan a acrecentar nuestros conocimientos en torno a estas piezas cruciales del puzzle de la vida.

Escrito por Hugh Aldersey-Williams

Hugh Aldersey-Williams es periodista y gestor cultural especializado en materias comola arquitectura, el diseño,la identidad nacional yla ciencia. Ha escrito libros que versaban sobre temas tan dispares como el Buckminsterfullereno ola arquitectura zoomórfica y ha sido comisario de distintas exposiciones en lugares tan emblemáticos como el Victoria and Albert Museum de Londres o el Moma de Nueva York.

Ficha técnica

PVP con IVA 24.90 €
512 páginas
Traductor: Joandomènec Ros

Y como usted mismo, los elementos también tienen su vida, su historia; personalidades y actitudes, talentos y defectos, historias llenas de significado. Puede que la vaga idea que tenga de ellos sean las letras que las representan en la tabla periódica pero en realidad los conoce mucho más de lo que piensa.
Bienvenido a un deslumbrante viaje a través de la historia, la literatura, la ciencia y el arte. Se topará con el hierro que llueve del cielo y los gases que iluminan el camino al vicio. Descubrirá cómo el plomo puede predecir su futuro, o cómo el zinc cubrirá su féretro; qué tienen en común sus huesos conla CasaBlancao el brillo de las farolas con la sal de cocina.
Desde las civilizaciones antiguas a la cultura contemporánea, desde el oxígeno de la publicidad hasta el fósforo de la orina, los elementos están tan cerca como lejos de nosotros mismos. Periodic Tales desentraña sus secretos y nos demuestra que sus historias, las de los elementos, son también las nuestras.

Reseñado por Daniel Vega

3 Responses

  1. Estoy interesada en saber si del libro de Hugh Aldersey-Williams, “La tabla periódica” existe versión electrónica. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *