Voltaire enamorado de Nancy Mitford

voltaire-enamorado-9788415355403

“Voltaire enamorado” es un retazo de la vida del filósofo con el foco puesto en su relación con Madame du Châtelet, con la que compartió años de relación amorosa, intelectual y de amistad. Estamos ante una biografía con un tratamiento narrativo cercano a la novela y basada en la correspondencia del filósofo recopilada por Theodore Besterman y que puso a disposición de la autora a pesar de no estar muy de acuerdo con el tratamiento del libro.

El relato abarca desde la juventud de Voltaire, presentado como rebelde, dandi, inconformista, pendenciero, hedonista, alocado y en definitiva muy alejado todavía de su figura de intelectual ilustrado indispensable. A raíz de su anglofilia y otras polémicas célebres, se ganó un buen número de enemistades en una época en la que el nacionalismo francés era realmente chovinista, lo que le conduce a una sucesiva serie de destierros, encarcelamientos en la Bastilla (de lujo, eso sí), caídas en desgracia frente a la corte y otros episodios adversos.

La estabilidad del filósofo llega con su relación con Émile, al principio pasional, luego intelectual y personal y al final casi paterno filial. Su retiro en el castillo de Cirey, fue prolífico intelectualmente para ambos. Allí asistimos a la redacción de obras como “Cartas filosóficas”, sus obras de teatro “Mérope”, “Zaire”, “Mahoma”… En este sentido, no menos interesante es el retrato de Émile, aristócrata casada con un marqués, que mantiene una relación paralela y a la vista de todo el mundo con Voltaire. Émile es una intelectual de gran talla, traductora y divulgadora de la ciencia del inglés Newton, una Hypatia en un mundo masculino, religioso y nacionalista. Pero también es una mujer pasional, jugadora e independiente.

La figura de Voltarie va evolucionando con las páginas del libro y en su madurez afloran rasgos como su extremada adulación monárquica (ya sea hacia monarquía prusiana,  polaca o su querida y desafecta monarquía francesa), su carácter enfermizo, hipocondríaco, pasional y extremadamente irritable hacia a las críticas de sus obras. También se describen sus polémicas con otros intelectuales como Rosseau o aquella, más titánica, con el abate Desfontaines.

Mitford consigue despertar el interés sobre su Voltarie, pero no inmediatamente. Su prosa y el ritmo que imprime a la sucesión de hechos van penetrando paulatinamente en el lector, hasta envolverlo en la historia. La autora modera su entusiasmo en virtud de una narración con un apasionamiento matizado. A diferencia de populares biógrafos como Zweig, Mitford parece confiar plenamente en su trabajo de investigación sin demasiados alardes, lo cual no le impide cierto tono novelado y algunas aportaciones en primera persona que beneficia el resultado final.

Acabo esta reseña con un apunte sobre la crítica literaria que nos deja Mitford, en este caso referida a la que ejercían entre los autores, pero que bien podría extrapolarse a nuestra labor: “Es común decir que no hay ejercicio más fácil que denigrar a un escritor y sus obras. Si hacen falta talento y discernimiento para una crítica constructiva, un chiquillo un poco despejado basta para demoler cualquier libro con un análisis retorcido y falsas conclusiones”.

Ficha técnica

Páginas: 288
Precio: 18.00 €
Traducción: Miguel de Hernán

Voltaire, el filósofo e intelectual esencial del siglo de las luces, al enterarse de que otra vez está por ser detenido, se refugia en el castillo de la marquesa Émilie du Châtelet, matemática, física, traductora de Newton y una de las mujeres más brillantes de la época. Juntos, y rodeados de una biblioteca de más de veintiún mil volúmenes, pueden gozar de su pasión y del mutuo estímulo intelectual en soledad. Pese al amor intermitente que se profesaron, Émilie, siempre seductora, se labró una reputación marcada por otros afectos frecuentes y su adicción al juego, mientras que Voltaire, siempre encantador, se enamoró de su sobrina, madame Denis, aunque nunca dejó a la marquesa. Nancy Mitford narra sus agitadas vidas y disecciona con sutileza una aventura erótica entre dos inteligencias admirables, a la vez que esboza el retrato de una aristocracia escandalizada por el pensamiento libre: un cuadro fascinante de un siglo, «el de las pelucas», en el que, según Mauriac, el hombre se ha disfrazado menos.

Reseñado por Daniel Vega

Escrito por NANCY MITFORD

Nació en Londres en 1904. Autora de novela, ensayo y biografía, pertenece a una generación de escritores de la aristocracia bohemia como Evelyn Waugh y Anthony Powell. Primogénita del barón de Redesdale, sus seis hermanas fueron muy célebres por su belleza, sus excentricidades, su talento literario y sus afinidades políticas. Autodidacta y la más cultivada de ellas, Nancy fue infortunada en el amor y se dedicó exclusivamente a escribir a partir de 1932. Tras la guerra se trasladó definitivamente a Francia, cuya cultura le había fascinado siempre. Además de columnas en la prensa, escribió novelas más o menos autobiográficas que detallaban los pormenores de la clase alta inglesa. Pronto alcanzó gran éxito en 1945 con A la caza del amor, seguida de Amor en clima frío (1949), La bendición (1951) y No se lo digas a Alfred (1960). La publicación de Madame de Pompadour dio inicio a su vocación por la biografía histórica, género en el que sobresale El Rey Sol (1966) y ésta que el lector tiene en sus manos. Falleció en Versalles en 1973.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *