Fin – David Monteagudo

Recuperamos esta reseña con motivo del estreno del filme que la representa en la pantalla grande.
Descubrir el secreto de uno de los inesperados éxitos literarios de comienzos de 2010 no es demasiado complicado. Basta con leer Fin (Acantilado, 2009) para darse cuenta de los motivos. Pero si todavía dudan sobre si comprarlo o no, o bien ya lo han leído y quieren cotejar si los puntos fuertes que encontraron coinciden con los nuestros, a continuación les desglosamos varios de ellos.
La opera prima de David Monteagudo sorprende primero por la edad de su escritor más próxima a los cincuenta que a los cuarenta, aunque como el mismo explica en la entrevista en vídeo de la ficha del libro, antes no estaba ‘maduro’ para escribir. Madurez con notas de frescura novel sería por tanto la primera cualidad del mismo.

La trama, el argumento siempre en el filo de la navaja entre la realidad cotidiana y la fantasía está tan bien equilibrada que no se permite ni un ligero desliz. Fácilmente podía haber caído del lado más verosímil convirtiéndose en melodrama o haber optado por el lado más scifi transformándose en un clase b. Sin embargo Monteagudo equilibra el paso, tensa la cuerda y cruza de principio a fin el relato con un arte digno de un maestro.

La diversidad de géneros en la misma novela se nos antoja como una demostración de oficio en la que el lector es un pelele dentro de la misma. Lo que empieza como comedia urbana de situación, toma cariz de novela negra, se convierte en una roadmovie en papel, y acaba más cerca de La carretera de McCarthy que de otro libro reciente. Pero todo va muy fluido, creíble, adaptado a la realidad, la cual solo el miedo de los protagonistas pervierte.

Desde nuestro blog criticamos abundantemente la falta de ilación de los diálogos cuando los escritores en su afán descriptivos incorporan líneas y más lineas descriptivas entre réplicas, convirtiendo una conversación de un minuto en diez páginas inconexas. Los primeros capítulos de Fin son un manual sobre como transcribir conversaciones largas, incluso con seis y siete personajes sobre el escenario. Conversaciones creíbles, iladas, banales o pensadas pero apegadas a la verdad y coherentes, que consiguen el efecto perseguido.

Dejamos que ustedes también destaquen con sus comentarios algunas virtudes o defectos del mismo ya que al parecer Fin es un libro que se transforma en cada lector mostrando unos efectos de luz diferentes según cada usuario. Sorpréndanse si no lo han leído y sorpréndannos con sus puntos de vista si ya lo han consumido.

 

SINOPSIS

Un grupo de antiguos amigos, que ya no tienen nada en común excepto un turbio episodio del pasado, se reúne en un refugio de montaña para pasar un fin de semana. La reunión sigue fielmente el guión habitual de estos casos, pero, en plena celebración, un acontecimiento externo alterará por completo sus planes. Sometidos a una creciente presión, cada individuo interpretará los acontecimientos según sus particulares obsesiones; y entre confesiones y rencillas largamente incubadas se irá recomponiendo un esquema sórdido e intrincado de las relaciones que los habían unido en el pasado, todo ello bajo la sombra de una amenaza cada vez más cercana y palpable.

Ficha del Libro

Título: Fin | Autor: David Monteagudo | Editorial: Acantilado | Páginas 352 | Precio 19€ |

Escrito por DAVID Monteagudo

David Monteagudo (Viveiro, Lugo, 1962), gallego afincado en Cataluña, descubrió su vocación literaria a los cuarenta años. En Acantilado han aparecido sus novelas Fin (2009), Marcos Montes (2010) y Brañaganda (2011), así como su libro de relatos El edificio (2012). Ha sido traducido a seis lenguas..

Reseñado por Pepe Rodríguez

10 Responses

  1. Es uno de los pocos libros que me ha mantenido en vilo de principio a fin. Me ha gustado mucho, su prosa precisa como un bisturí. Su sentido de la realidad, estricto y del cual no se aparta ningún momento. Debo reconocer que al principio, me ha parecido un poco flojo en el uso de técnicas narrativas más resolutas. Pero a medida que he entrado en la historia, me he dado cuenta de la fidelidad y la disciplina con que David utiliza sus recursos. Se mantiene fiel a un estilo y no cede a florituras literarias que pudiesen aportar variedad o novedad. Los diálogos son verosímiles y cumplen perfectamente su función de descubrirnos aspectos de los personajes o poner en marcha la trama. Creo que es muy acertado el uso de ese narrador omnisciente, pero que no matiza, ni profundiza, ni sentencia. Simplemente nos pinta un cuadro con mirada precisa, usando las palabras con maestría para dibujar escenarios, sensaciones, casi los pensamientos de los personajes, pero sin decirlos, tan sólo mostrándolos.
    EN definitiva. He disfrutado mucho leyéndolo.

  2. He de reconocer que el libro me ha enganchado de una manera impresionante, cosa que no me pasaba hace un tiempo, pero el final me ha decepcionado mucho. Llamadme tonta o lo que más os guste pero me hubiese gustado ¡saber qué es lo que pasaba! claro que puedo hacerme mi propia historia y explicación sobre el asunt pero esperaba una respuesta y su final me ha dejado con mal sabor de boca….

  3. El final sin final no es un recurso literario. Es sencillamente que ya no había más personajes a los que hacer desaparecer . Lo del profeta, un “MacGuffin” y el estilo, pues, juvenil (esto con mala baba). Novela hecha para vender derechos de autor a alguna productora como se ha demostrado y que otros trinquen la pasta en una segunda vuelta. Sorprende su inclusión en un catálogo como el de Acantilado. Un timo.

  4. Desconocía que estuviera basada en una novela.Queria ver la pelicula,que me tenia intrigada,porque me ha parecido un argumento original y eso es algo que ,en el cine actual,se echa mucho de menos.Pero ahora prefiero leer el libro primero.

  5. Que una página de libros censure una crítica no es de recibo. Si el libro es malo (muy malo) y dais la opción a los lectores de vuestra página a que expresen que han sentido con la lectura del libro en cuestión, deberías asumir que habrá críticas en las que se diga con total libertad que este libro es malo. Supongo que esta tampoco saldrá, pero tampoco lo veré porque no volveré a entrar nunca más aquí. Un cordial saludo

  6. A mí el libro me pareció un auténtico truño. No podría estar peor escrito, y sobre lo de que los diálogos son creíbles… En fin.
    Una novela mala con ganas.

  7. sin duda, uno de los mejores libros que he leído. Lo compré después de ver la recomendación que se hacía en este blog, y al ver que estrenaban la película homónima no podido evitar rescatarlo de la estantería.

    Toda una oda a los diálogos coherentes, creíbles, muy creíbles, que le de dan una fuerza muy especial a su narración, y con una historia pseudo-apocalíptica que huye de todo estereotipo. Una genial novela.

  8. Leí esta novela hace relativamente poco y me pareció un timo. Una historia cogida con pinzas, que promete mucho y se queda en nada. Diálogos superfluos, de relleno en ocasiones.
    En definitiva, me sentí engañado. Crea una serie de expectativas al lector que nunca llegan a cumplirse.
    Lo peor del libro, el final. Un bofetón.

    1. no puedo estar más de acuerdo contigo. Acabo de leerme el libro, que basa todo su interés en la ocultación de información (como el Código da Vinci y basuras por el estilo), los personajes son absurdos, y como no sabe terminarlo, pues lo deja ¿abierto? Eso no es un final abierto hombre, es un timo en toda regla. Anda y que el Monteagudo se dedique a otra cosa en vez de a estafar.

  9. Lo estoy leyendo por “obligación” del club de lectura. Tiene ritmo: cotidianidad, no pasa nada y…pum, el susto; otra vez, cotidianidad, tranquilidad y otro susto. Y así hasta casi el final, que es por donde voy. Podría ser un buen guión si encontrara un buen director. Como novela, una tomadura de pelo. Y va por la enésima edición. ¡Cielos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.