El último encuentro – Sándor Márai

Esta es una pequeña novelita de Sándor Márai, un gigante de la narrativa húngara, que gozó de un éxito literario que se prolonga hasta nuestros días. Un éxito que no es ajeno en nuestro país, donde Salamandra va publicando a buen ritmo títulos del autor.  Parecen muchos, pero si uno indaga en la bibliografía de Márai, se da cuenta de que sólo disponemos en castellano de una pequeña parte de su obra. Otra muestra de la popularidad de su literatura en España la podemos encontrar en el hecho de que el año pasado, en 2011, Eduardo Mendoza adaptó para el teatro una novela suya “La mujer justa”. LEER MÁS

No obstante, quien quiera saber más sobre la figura de este escritor, puede acercarse a sus diarios, publicados en Salamandra y reseñados ya está revista http://old.lalecturaesunplacer.com/2009/04/diarios-1984-1989-sandor-marai_2056.html

“El último encuentro” es una novela que rápidamente capta nuestra atención por la rápida exposición del misterio que la vertebra. Un misterio que tiene que ver con la llegada de un personaje que desapareció hace décadas, dejando al amigo que hoy le espera con preguntas que se han convertido en el elixir de su supervivencia durante todos estos años. El lector intuye el drama pasado, los años de desespero y la ansiedad actual del viejo general que sólo espera respuestas para morir en paz. Un planteamiento atractivo, con una prosa apegada al realismo pero con todos los ingredientes de una novela romántica.

Márai nos mete en un juego de suspense, pero su objetivo es otro y tiene que ver con su estilo literario: la exploración psicológica de los personajes y el desarrollo de reflexiones profundas sobre el amor, la lealtad y sobre todo, la amistad. En estas páginas podemos encontrar ricas reflexiones sobre en qué consiste la amistad, sentimiento preponderante en la novela, por encima del amor. “A veces pienso que la amistad es la relación más intensa de la vida… y que por eso se presenta en tan pocas ocasiones”, le dice el general a su viejo amigo. La intensidad con la que está descrita ese sentimiento de la amistad te llega incluso, en un principio, a hacer pensar en una posible relación de corte homosexual, un juego que no se si estaba en la mente del autor, pero que enreda al lector contemporáneo.

El recorrido de la narración pasa por la evocación del pasado glorioso en lo personal y lo histórico (el esplendor del imperio Austro-Húngaro), para llegar al cenit del misterio que desencadena esta historia. En ese momento, lo que parece que va ser una novela dialogada se convierte en un monólogo de tintes shakesperianos, en el que el general parece un nuevo Hamlet atormentado por la traición. La riqueza de ese monólogo es lo que ensalza a esta novela y por ende a su autor, hacia el estante de los libros recomendados.

Daniel Vega

FICHA DEL LIBRO

Título: El último encuentro | Autor: Sándor Márai | Traducción Judit Xantus Szarvas  | Editorial: Salamandra| Páginas 192 | Precio 16€ | Reseñado por: Daniel Vega

3 Responses

  1. Llegué a este libro por una recomendación y coincido en situarlo en el estante de los recomendados una vez más. Leerlo fue una grata experiencia: este libro es literatura de muy buena calidad.
    Saludos.

    1. No creo que haya habido un elemento homosexual en la novela, simplemente es el amor de una amistad que perdura en el tiempo, a pesar de que el amor es más fuerte en el uno que en el otro. Eso es lo que pasa siempre, lo incondicional es meramente ficticio en todo orden de cosa. Usamos cosas y seres en bien propio no por el bien ajeno. Juntamente con disfrutar de esta novela corta, pero intensa me hizo reflexionar precisamente en lo que significa la amistad y quienes la componen.

  2. Sin duda una novela apasionante de gran calidad.
    Por supuesto que creo que ambos estaban enamorados el uno del otro. La componente sexual es descartada de forma explícita por el autor, probablemente inducido por las dificultades para tratar ese tema en la época.
    Aunque al final el desenlace trate de plantear una cuestión de traición, lo que está claro es que el papel de Kristina es inexistente, su descripción psicológica es nula, no se da ni una sola razón como para entender el amor que pudieron tenerle. Para mí, el general se casó con ella porque socialmente era la única opción, y Konrad se la arrebata en señal en cierto modo de despecho, de venganza ante un amor no correspondido de la misma forma. Él era “especial”, entre otras cosas, porque amaba a un hombre, que se dejaba querer y que en cierto modo también amaba al otro. Pero no podían reconocérselo entre ellos mismos….hasta el final. Al final Konrad le dice….”para qué preguntas, si sabes que sí…”.
    Me ha parecido preciosa, a pesar de los artificios que Marai hubo de introducir para desviar la atención de quienes no habrían aprobado una novela de amor entre dos hombres en su época….
    Si alguien quiere comentar conmigo la novela, estaré encantado de hacerlo. Mi email es:
    asturinthecabin@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *